Make your own free website on Tripod.com


Prueba de Tortura

 

 

usptortu_sm.jpg (29965 bytes)

 

 

 

 

 

 

       Las pistolas HK USP, son probablemente las armas de mano más evaluadas hasta la fecha. Llegando ha superar las más estrictas especificaciones que exige la OTAN para las armas de uso militar (*AC-225). Al igual que las armas HK diseñadas para las operaciones especiales (SOCOM).

El cañón de las USP es de acero de cromo forjado, de alta calidad. El mismo que se utiliza en los cañones para los tanques de guerra. Una de estas pruebas de tortura, que se realizo a una HK USP, consistía en alojar un proyectil dentro del cañón, para después realizar un disparo con un segundo proyecti, se observo que dicho proyectil despejo el cañón, solo produciéndose una pequeña protuberancia en el mismo, pero el arma siguió conservado su gran precisión al continuar efectuando otros disparados.

Otras pruebas menos destructivas realizadas a las USP, demostraron su gran resistencia y fiabilidad. Utilizando una gran variedad de cartuchos, una pistola USP disparo más de 10.000 proyectiles sin un solo desperfecto. Bajo este mismo patrón, se dispararon más 20.000 proyectiles del poderoso .40 S&W, obteniendo el mismo resultado satisfactorio. También fue sometida a una evaluación de condiciones ambientales extremas. Se congelo a –44 °F (-42 °C) y se disparo. Luego se descongelo y se calentó rápidamente a 153 °F (67 °C) y se volvió a disparar. Este se proceso sé continuo repitiendo, sin que el arma presentara algún desperfecto. Otro reto que tuvo que enfrentar, fue la prueba de barro y lluvia. Esta incluía el rocío e inmersión del arma en agua salada y barro. De nuevo las HK USP las superaron sin ningún problema.

Los mecanismos de seguridad de las HK USP también fueron evaluados. Esta volvió a superar todas las expectativas, al cumplir, sin ningún contratiempo, los rigurosas requisitos de ANSI/SAAMI vigentes desde mayo de 1990. Las pruebas consistía en arrojar una pistola USP al suelo, desde cierta distancia (2.13 mts), con un cartucho en la recamara, en un caso el martillo estaba en posición de desarmado (decocked) y en el otro, en posición de armado (cocked). Al final de la prueba, la pistola no sufrió ningún tipo de deformaciones, rupturas o alteraciones en sí. Y los más importante, no llego a dispararse en ningún momento.

 

* Pruebas de la OTAN AC-225-D14

   - Baja Temperatura                                          (-46°C, -51°F)
   - Alta  Temperatura                                          ( 63°C, 145°F)
   - Choque Termal                                               ( -46°C a 63°C)
   - Baño de barro                                                 (10 minutos de exposición)
   - Particulas de arena                                         (10 minutos de exposición)
   - Lluvia Helada                                                  (Una hora de exposición a -46°C)